Tipos y objetivos de las Ceremonias

Tipos y objetivos de las Ceremonias

  1. Ceremonia principal:
    • Ceremonia de Introeonización (martes)
  2. Ceremonias Cosmogónicas:
    • Eofertilia Austral (21 septiembre)
    • Anuaeonica (31 diciembre)
    • Eofertilia Boreal (21 marzo)
    • Gratitud Espiritual (7 junio)
    • Iniciación Misional (24 junio)
  3. Ceremonias de Solidaridad:
    • Semana Santa (Jueves Santo)
    • Navidad
    • Transición Espiritual
    • Ceremonia Póstuma (Hno. Claudio, 19/3) (Hna. Pepita, 25/10)
  4. Ceremonias Especiales que podrán realizarse conjuntamente con el rito de la Ceremonia de Introeonización:
    • Presentación Astral
    • Aceptación como practicante
    • Ratificación de Fe
    • Ascensos
    • Consagración de Servidores, Lamas, Sanadores, Ministros y Eontes.
    • Matrimonio
  5. Ceremonias de Sanación

La Ceremonia de Aniversario del Septrionismo coincide con la Ceremonia de Eofertilia Austral (21/9)

OBJETIVOS DE LA CEREMONIA

La dinámica de nuestra vida social ha inspirado al fundador del Septrionismo para ofrecer a los seguidores una ceremonia que sea como un “detenernos” en la vorágine de los acontecimientos para reflexionar sobre nuestras cruciales decisiones, meditando profunda y desapasionadamente sobre los pro y contra de cada alternativa que elegimos.

Las ceremonias septriónicas permiten la comunicación entre los seres encarnados y desencarnados, Entes y Entidades de Luz.

Por supuesto que podemos “meditar” en cualquier momento de nuestro diario vivir. Ojalá tuviéramos el hábito de hacerlo todos los días, como se instituye en las normas del buen Septriónico.

La ceremonia de los martes está concebida para ayudar a quienes no tienen disciplina de la meditación y para aquellos problemas que exigen de la fuerza mental de toda la familia espiritual para obtener de EON (Lo Dios) y de nuestros Amados Guías Espirituales las bendiciones y ayudas especiales que cada cual necesita.

¿Porqué buscamos la meditación en grupo?, muy sencillo, hemos descubierto que si cada uno de nosotros se dedica a pedir para la solución de sus problemas la fuerza que va a tener ese individuo pidiendo por él mismo, va a ser insignificante al éxito que puede tener cuando en un grupo de diez o nueve piden por cada uno, esta es la ventaja, la unión hace la fuerza, todos debemos reunirnos no sólo para pedir para nosotros sino para pedir para los demás, para eso nos agrupamos en la meditación.